domingo, mayo 06, 2007

A MI MADRE(REIVINDICACÓN DE UNA HERMOSURA)

Es el día de la Madre. Yo no tengo Madre. Y padre tampoco. A mi Madre si que la echo de menos, mucho. Era el cimiento de la familia de la cual no queda nada, ni nadie, tan sólo mi Cuquita y yo. Luchadora incansable a pesar de las múltiples adversidades que la vida le puso en el camino. Pero hay que seguir adelante, siempre adelante, si mirar hacia atrás te conviertes en estatua de sal. Voy a poner aqui un poema dedicado a todas las madres, este poema es del gran LEOPOLDO MARIA PANERO, uno de mis poetas favoritos, espero que os guste mucho:
A MI MADRE
(reivindicación de una hermosura)

Escucha en las noches cómo se rasga la seda
y cae sin ruido la taza de té al suelo
como una magia
tú que sólo palabras dulces tienes para los muertos
y un manojo de flores llevas en la mano
para esperar a la Muerte
que cae de su corcel, herida
por un caballero que la apresa con sus labios brillantes
y llora por las noches pensando que le amabas,
y dice sal al jardín y contempla cómo caen las estrellas
y hablemos quedamente para que nadie nos escuche
ven, escúchame hablemos de nuestros muebles
tengo una rosa tatuada en la mejilla y un bastón con
empuñadura en forma de pato
y dicen que llueve por nosotros y que la nieve es nuestra
y ahora que el poema expira
te digo como un niño, ven
he construido una diadema
(sal al jardín y verás cómo la noche nos envuelve)

"Poemas del manicomio de Mondragón" 1987
poquito más que escribiros, que hoy estoy un pelín triste

2 comentarios:

juan francisco dijo...

Ramon, animate hombre, que aunque algunos no seamos de tu sangre, puedes contar con nosotros, y hay muchas nuevas, la semana que viene el recital, el conciertazo de Marea, etc, etc. Un abrazo grande para ti.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Qué poema tan dulce y tan hermoso...