viernes, julio 06, 2007

al final he tirado todos los vhs

si es que ya no sirven, acabaré tirando todo, pelis de super 8, el proyector, tomavistas, no sé son cosillas que no valen para mucho ya, estorbos, asi como nosotros acabaremos en el lodo, todos los objetos acaban en él, no así los recuerdos, imborrables, sin nuevas de nada, de nadie, en el próximo post alguna información algo mas decente.

2 comentarios:

juan francisco dijo...

Cuantas cosas en esta vida nos parecen indispensables y en un momento dado dejan de serlo. Al final sólo nos quedamos con nosotros mismos.Decía un filósofo que venimos al mundo solos y nos vamos solos, pero al menos quedan los recuerdos vividos.
PD: el poema de David es para enmarcarle , la ensencia se encuentra en las cosas sencillas

Rubén Bravo dijo...

Oye Ramón, sabiendo la de frikis que hay por el mundo a lo mejor podías vender esas cosas y te sacabas un dinerillo para por ejemplo comprarte un par de libros, que no es mucho, pero es algo y así no hace falta ni que tires ni que se recicle ni nada. Ya que la materia ni se crea ni se destruye distribuyela y si alguien la quiere, pues eso para ti.