sábado, agosto 09, 2008

ROTÍSIMO(O COMO NOS HACEMOS MAYORES)



Me duele todo. Hasta el respirar. Estos lodos los han traído unos polvos en forma de fiesta de inauguración de un garito en Esquivias ( Toledo) y el conci de EXTREMODURO de Toledo. No puedo ni hablar, pero como bien dice el dicho "que me quiten lo bailao". Y lo botado.Y lo bebido. y lo fumado. Y lo disfrutado. De esta guisa hippie comenzamos a servir canapés el jueves a la tarde hasta el viernes a las siete y media que se cerró el local. Con una enorme cantidad de alcohol ingerida amanecí sin sol y con tremendo dolor de olla en una casa ajena, sin recordar como y porque habíamos llegado allí. Menos mal que hay siempre un buen guardián y pude recuperar mis enseres personales y sobre todo las llaves de mi casa, que algún día de esos "melocotonares" va a pasar algo así. Y así amanecimos y empalmamos con el conci de EXTREMO en Toledo, donde botamos, y bebimos y fumamos y nos destrozamos la garganta como si fuese nuestro último conci. Debo recordar aquí al amigo LOBO con quienes rememoramos antiguos episodios de preconciertos y una buena charla amenizando despejar mi resaca. Los Extremo, para mi en esta ocasión, y esto es una opinión personal, estuvieron algo flojos, como si hubiesen perdido el brillo y la fuerza de antaño. Pero a los Extremo siempre hay que ir a verlos. Y después a dormir y ese descanso me trajo la derrota. Pero me queda mecha y fuelle para mucho más rato, aunque hoy mi voz no sea tal y todo mi cuerpo sea un dolor.

1 comentario:

Abel dijo...

Ese kebran!!!

Dime el nombre del garito de Esquivias tio, y de que rollo es, rock, hippy...

Un saludo amigo