lunes, noviembre 03, 2008

DEPRESIÓN POST-RECITAL


"FUE UNA TARDE DE BLANCO INFINITO, ANTES DE LA DERROTA..."
El Kebran


Estoy algo bajito. Agradezco mensajes de ánimo.
Os quiero. A todos. Sois mi familia

14 comentarios:

Javier Das dijo...

Venga Kebran!! Siempre adelante!! Si además salió todo de puta madre, no hay porque ponerse triste!!
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Kebran, qué pasa? Arriba esos ánimos, que si no la luna se nos pone más triste.

Decirte que destruí mi blog, pues todas o casi todas las mañanas estaba perdiendo un tiempo precioso en llenarlo de cosas. Y realmente no me compensa ni me apetece seguir. Me di cuenta de que lo había convertido en una necesidad...Y antes de tener ningún blog yo pasaba muchísimo del asunto de Internet.

Por descontado, sigo con la poesía y sigo conservando los dos mismos e-mails. Escríbeme cuando quieras.

Ya sabes, puedes eliminarme de tus enlaces, porque además no abriré ningún otro blog. Alguien se ha ofrecido para hacerme una página web, pero si se hace supongo que tardará bastante tiempo.

Un abrazo.
Adolfo González.

VUK dijo...

a por la siguiente, k.!

Gsus Bonilla dijo...

abracillos
pa este frío compadre

Anónimo dijo...

¿Quiere amanecer el cielo sombrío?
Que se joda el sol, nadie tapa mis palabras.
Traten de que olvide mis recuerdos.
Elijan bien, de recuerdos estoy ebrio
No me importan sus malas jugadas
Me refugio en mis versos.


Es lo mejor que te puedo decir
javi Pascual

BACO dijo...

Esto de ser tan, tan sentimental, pasa factura. Somos una puta hoja de sierra, arriba-abajo constantemente. Nunca encontraremos un equilibrio para aprender a vivir. Como te comprendo perfectamente, Kebran, te envío un par de abrazos de esos hondos, de esos en que se juntan las temperaturas de los cuerpos y salta la chispa, esa chispa buena que saltó el viernes en el Buko, y que saltaría el domingo en Illescas.
Escribe ahora, mata los demonios a la luz de la LUNA.

DIONI dijo...

ANIMO... mira las fotos del carambola, que poco depre estabas, jejej. un abrazoo

Sintagma in Blue dijo...

Yo me pido ser la tía Maripuri.

:-)

tournesols dijo...

No te me puedes hundir, gran Kebran, mira todos los que estamos a tu alrededor (aún en la distancia...).
Nos ganas con tan sólo mirarnos.

Un beso, bonico*

ada dijo...

Uy, yo puedo darte múltiples consejos para estos bajoncillos...soy experta en montañas rusas que suben y bajan :)

No sé la que armásteis en ese recital pero debió ser la caña porque habéis quedado todos destrozados (jejejeje). Como no me invites al próximo me mosqueo ;)

Ánimo tronki, ya sabes lo que dijo el matemático aquel...todo lo que sube, baja (así que todo lo que baja, sube).

Bxuss gordosss!

Comandante de Campo Cohen dijo...

Venga, chicarrón. Esto es sólo un cambio de temperatura. Una tarde en casa, un buen caldo de pollo, algún poemilla de los buenos y como nuevo.
Ya ves, te mandan animos hasta desde el lejano Sur.

Un poema que releo cuando me parece que todo es una mierda (aunque en realidad no lo sea):


Hambre y sueño

El hambre y el sueño
pueden hacerte creer
que no lo estas consiguiendo
que vas cuesta abajo
pero solo son hambre y sueño
esperando que les lances un trozo de
carne
y una almohada.
Y hay almohadas por todas partes
y carne a tres pavos la onza.
Si te sientes solo y te ladra el estomago
Y las cosas parecen doler más de lo habitual:
Son solo hambre y sueño
y seguramente un cambio de temperatura.
Come bien, duerme,
y no bebas si no quieres
que todo empeore.

F.C.C.

Pd.-Ya volveremos a vernos por el Bukowski un día de estos.

Saiza dijo...

Vaya vaya el incansable cansado y triste..eso nunca amigo, tienes un mensaje en mi blog..sigue sus latidos hasta la entrada Meme: Seis motivos de felicidad...y he dicho FELICIDAD KEBRAN. Un beso y animate.

mammamia dijo...

eso se arregla escuchando unos buenos tangos del Cabrero!qué no se diga Ramón¡

Ana Vega dijo...

Lo mismo que acabo de escribirte en el otro blog: gracias por tu trabajo y tu esfuerzo muchos podemos expresarnos con libertad, algo que todos debemos agradecer siempre. Que la vida a veces nos provoca a golpe de mar pero que siempre hay alguien al otro lado que aunque lejos, escucha de cerca nuestros pasos y en un momento de fío puede acercarse y decirnos aquello que Juan Ramón escribió: le taparía el tiempo con rosas... Para eso estamos, para cubrir con rosas la oscuridad de los nuestros.
Un abrazo enorme