sábado, mayo 16, 2009

.....A LA MIERDA PRIMAVERA

Esta primavera nos está volviendo un poco tontos a todos. Este temita está dedicado a ti, para que te animes, para que no te amorcilles, para que nos des todo lo que llevas dentro. Así que sólo espero que te guste este temita y que saques ....voy entrándole al día y al salir le dejo la alfombra perdía que no se le olvide el planeta en que vive...UN ABRAZOTE BIEN FUERTE.


Estaba encerrao para no ver a nadie,
abrí una rendija para oir el aire
y oí "ven pacá, cagüendiós",
yo creí que eras...tú,
aullaron los vientos con su escandalera,
"no veas compadre, la que hay aquí afuera",
no quiero saberlo, llevároslo todo, dejadme el silencio...

... dejadme que os cuente mi cuento de herida y caricias,
mi historia de nadie, mi nana de hambre, todas mis mentiras,
tal vez embelese y te bese cortándome a tiras,
si buscas deslumbre y encuentras alambre será que descuidas,

más que agua es aguarrás, lo que sudo al despertar
si te veo pasar sola,
se hacen charcos, se hacen olas,
y yo un barrio de chabolas que te quieren bien,
pa que te acuestes en él,
pa que te pierdas con él,

... dejadme que invente que un tren es la libertad mía,
que va donde quiero, sin más traqueteo, sin más tontería,
tal vez no reviente de ganas de andar por la vía,
con penas a miles, borrando raíles, borrando los días,

más que agua es aguarrás, lo que sudo al despertar
si te veo pasar sola,
si hacen charcos, se hacen olas,
y yo un barrio de chabolas que te quiere bien,
pa que te acuestes con él,
pa que te pierdas con él,

no sé nada de correr, no sé nada de ascender,
de esta mierda de arcoiris, del cigarro de después, no sé,
si la vida pasa en cueros, castigao a la pared,
no sé nada de aguantar, no sé nada de achuchar,
de ponerme de rodillas, de llorar para mamar, no sé,
en cuanto acaben los tiros garabatos al papel,
que si me quedo con los dientes relucientes
y embarrao el corazón,
tu tic tac y el mío son,
y eso sí que no...

... Dejadme que os cuente mi cuento de herida y caricias,
mi historia de nadie, mi nana de hambre, todas mis mentiras,
que ésta en la pataleta que nos da mientras suspiras,
lo que queda del atraco que le dimos a la vida,
de las mantas que liamos todavía queda alguna,
esto queda de los halos que robamos a la luna,
y voy entrándole al día,
y al salir le dejo la alfombra de mierda perdía,
que no se le olvide el planeta en que vive,
y otra vez a la acera,
y así me da la mañana y la tarde y la noche entera...
... y a la mierda primavera.

2 comentarios:

Javier Belinchón dijo...

Enorme Marea. Poesía rockera. Pura alma puesta en cada verso y en cada nota.

Un abrazo.

Javier Pascual dijo...

Quieto parao,
no te arrimes, ya son demasiados abriles,
para tu amanacer desbocao, mejor que me olvides...

Yo me quedo aquí a tender mi pena al sol, en la cuerda de tender desolación.


QUE GRANDE!!!