viernes, mayo 29, 2009

MATERIAL DE DESHECHO, de ANA PATRICIA MOYA(PERIQUILLA)


De entre todos los libros que he leído últimamente, y han sido( y siguen siendo) muchos, voy a destacaros este poemario escrito por ANA PATRICIA MOYA(PERIQUILLA) Una persona, que está haciendo algo muy grande, y en su humildad, quizá no lo vea. Pero yo si, que de esto creo entender. Su poemario es digno de ser impreso, encuadernado y leído. Y releído. No como algunos supuestos poemarios editados que, por decirlo de algún modo, flojean. Este texto va a tener el honor de abrir una serie de posts en los que iré comentando mis últimas lecturas. Esta chiquita merece lo mejor, un mayor reconocimiento, pues, ( y yo me sé de uno que es así) siente la letra en la sangre aún que los supuestos escritores no nos tomen mucho en serio. Pero nosotros, PERIQUILLA, tenemos una ventaja. Somos y seremos LIBRES en este mundillo de juntaletras digo y diré que sólo hay ASPIRANTES( como bien escribe mi hermano DAVID GONZÁLEZ en el prólogo de mi SATÉLITE) Sé que vas a llegar. Porque lo vales. Porque te lo trabajas. Porque escribes así de bien. Y ya eres una de mis debilidades. Y eso,para el Kebran, es mucho. Has pasado a ser, por este poemario, y por muchas cosas más, una AMIGA. Y aquí me tienes. Y me tendrás.
Y ahora esos POEMAS, porque son POEMAS EN MAYÚSCULAS, para el disfrute de los lectores de este blog. No pierdan la pista a PERIQUILLA, amigos:

Clases particulares

Repaso análisis sintácticos,

fonemas, esdrújulas, sujetos,

verbos, sinónimos, sustantivos.

Me pregunto para qué coño sirven las palabras

cuando no las empleamos con auténtico sentido.

Sobretodo cuando me dicen “te quiero”.

Creo que dejaré de dar clases de Lengua:

prefiero la Lógica.



Arqueología II

Piedras.

Sólo hay eso:

piedras y más piedras.

Restos de historia,

piedras que se amontonan,

que resisten, estoicas,

al paso del tiempo.

Las ruinas son como los recuerdos:

pesadas e inamovibles

de la memoria

y del corazón





Paradojas

Móvil de última generación.

El Messenger saturado de contactos.

Perderse el Sábado en un centro comercial.

Miles de fowards en el correo electrónico.

Nombrar al novio o a la novia como amante.

Ser libre para volar junto a Peter Pan.

Trabajar para comprar el útil inútil.

Y luego nos quejamos

de que nos sentimos taaaaaaan solos…

La penitencia del poeta

Por malgastar el tiempo escribiendo versos

me autocastigo. Escribo diez veces:

la poesía es inútil, la poesía es inútil,

la poesía es inútil, la poesía es inútil,

la poesía es inútil, la poesía es inútil,

la poesía es inútil, la poesía es inútil,

la poesía es inútil, la poesía es inútil.

Y no escarmiento:

mañana nacerá otro poema.



2 comentarios:

juarma dijo...

Cuánta razón Kebran! Ana Patricia escribe de puta madre y además desprende autenticidad, honestidad y vitalidad por todos lados!

Donde cae la gotera*** dijo...

siii, me encantó...muy dinámica poesía.

paso por akí rápidamente, a saludarte Kebran ...hace rato me no me metía.
gracias por tus ánimos, espero ke estés muy bien.

un abrazo!