sábado, junio 20, 2009

CACA


Pues últimamente esta es la B.S.O. de mi "life" amigos. Vamos a ver si nos entonamos porque si no la caca nos sepultará. Ahí mi jeto más reciente y una canción de mi más tierna infancia y, espero que también de la vuestra. Espero que la escuchéis y os salga alguna sonrisilla. Ay que tiempos aquellos en los que éramos tan no ya felices, pero si no tan puteados como ahora.

7 comentarios:

David González, poeta dijo...

Vamos a ver, Kebran, hermano. No solo tu vida, en algunos días, es CACA. La mía también. La de todos, creo. Aquí no se salva ni Dios, al que, como dice, Das, habría que pegarle una buena hostia y sentarle a la izquierda de su hijo. No, en serio, si estás depre, tienes 2 opciones: acércate hasta la ciudad gris y nos corremos una buena juerga, o sino vete pensando en preparar otro Poesía en los Bares, para reanimarnos todos, que buena falta nos hace.
En serio, además ya lo sabes: cuenta conmigo para lo que sea, hermano.
Tu hermano, con un abrazo fuerte, solidario y agradecido.

PD. Y acuérdate de aquel sabio que iba tirando no sé qué y detrás venía otro sabio recogiéndolo. Mientras estemos vivos, y dando guerra, deberíamos, a pesar de las putadas, estar más que contentos, estar felices.

Begoña Leonardo dijo...

Pues tengo yo un ánimo por los suelos, pero como estoy viva, dentro de un rato tengo que ir con mi mejor ánimo a lleva a mi niña peinada y planchada de traje regional, al acto de clausura de la escuela de floclore, donde bailarán, cantarán, tomarán un piscolabis, y pasaremos todos un calor de la ostia, y todo eso con la moral por los suelos. Cuando relamente lo que me apetecería hacer es llorar, meterme en la cama y morirme.

Vivir, tiene consecuencias mortales.

Adolfo González dijo...

¿No te das cuenta, Kebran, de que otros no tienen ni wáter ni papel higiénico con el que limpiarse las cacotas? Eres un afortunado. Vivimos de milagro.

Javier Pascual dijo...

No puedo más que subrayar lo que te han dicho los anteriores. Cuídate tío, un abrazo muy fuerte.

VELPISTER dijo...

todo caca, cierto. eso le ocurre muy a menudo a los artistas (salvando las distancias de la mierda verdadera, ya sabes, hambre. genocidio, etc.).
el arte. como la vida se abre camino. Perdona que me extienda, no me conoces, pero yo te sigo desde hace algún tiempo.
un saludo
peter

Ángel González González dijo...

Pues sí, Kebran. Esta puta vida. De todas formas lo de estar bajo, es algo a lo que uno llega a acostumbrarse. Luego, en un momento dado, tal vez durante cinco o seis segundos, se es feliz. Y ese momento es la hostia.
Así que, vamos a ver si te llega pronto. Hasta entonces, ahí te va el abrazo y el hasta la vuelta, amigo.

Javier Belinchón dijo...

Kebran, tío, sigue peleando. Todos, como bien han dicho el resto de comentarios, tenemos que echarle huevos para seguir de vez en cuando.

Vamos Kebran!

Un abrazo enorme...