miércoles, enero 23, 2013

HASTÍO

Hasta me he enganchado a una telenovela. Con eso te explico mi hastío, estimado lector, si es que existes. Aburrido de estar aburrido. Inmensamente aburrido. Y cansado de estar cansado. Sólo me salva el Mundial de Balonmano, deporte que practique poco y mal en mi infancia, pero que como la infancia es nuestra patria y siempre regresamos a ella, pues que eso, que ahora mismo ni casi leo, ni puedo, y eso que estoy deseandome acabar un mamotreto de más de 600 páginas, libro que si engancha, pero que a mi me está resultando pesado. Será bien por mi hastío. O por el Mundial de Balonmano. O por estar tan, tan y tan parado. Hastiado. Al próximo que me quiera vender esperanza, falsos ánimos y la tan cosabida e hipócrita confianza, le pego una hostia. Una hosta de hastiado, que no es cualquier cosa. Hala, a cascarla. A intentar comerme otro improductivo día. A seguir inevitablemente el camino hacia abajo. Hastiado.

2 comentarios:

Jana la de la niebla dijo...

Te comprendo muy bien, Andrés. Solo puedo decirte que... estoy igual que tú. Tampoco leo ya, solo ando por Internet, me engancho a las páginas de "asco de vida", "tenía que decirlo", "ahorrador o rata", que no necesitas concentración para leerlas, y si te digo que he llegado hasta el final en las tres...
No te diré -porque no quieres oírlo- que el sol tiene que salir, pero es lo que espero. De momento, estoy estudiando inglés, que no había dado nunca, y en eso me dejo los ojos cada día. Al menos me entretengo y siento que hago algo "útil", aunque a los 47 poco me va a servir el inglés nunca, ni para trabajar ni para viajar a Inglaterra, pero, bueno...
Un abrazo muy fuerte desde aquí, de parado a parado, de amiga a amigo.

Periquilla Los Palotes dijo...

Ánimo, amigo. Todos lo estamos pasando mal. Tiene que haber una salida a todo esto...

Bess,

ANA