lunes, junio 25, 2007

UN DESCARTE QUE NO ES TAL

Al final me ha podido el corazón y siguiendo los consejos de amigos me he decidido a enviar una carta después de diez años sin saber nada de ella a BEATRIZ, de VALDEPEÑAS, ojalá que me conteste y me cuente que es toda una señora de pies a cabeza, nada me alegraría mas que recibir alguna muestra de que sigue ahí. Esperaré su respuesta. Mañana volará la epistola hacia su casa, espero que ella la pueda leer.

1 comentario:

juan francisco dijo...

aL FINAL TE HA PODIDO EL CORAZON cuantas personas habrian cambiado nuestra vida si hubiesemos tenido la oportunidad