lunes, marzo 03, 2008

ENFERMO DE POESÍA


Sirva este título de un poema de JAVIER DAS para definir mi actual estado de ánimo. Ayer disfruté de un día muy especial. Al ir a MADRID compartí autobús y avería y conversación con LETICIA VERA. Buen comienzo. Más tarde fuí a visitar a un colega de oficio, que ha montado un garito al lado del BERNABEU.Y espero que le vaya muy bien, y me invitaron a una cervecita y a un poco de conversación. El tiempo es juez supremo y me impidió ir al cine a ver una peli que tenía pensado ver, pero bueno, más se perdió en CUBA. Y de un autor cubano, concretamente de PEDRO JUAN GUTIERREZ me compré el libro TRILOGÍA SUCIA DE LA HABANA. Luego comer, y tarde de andar y andar para esperar la cita con el BUKO, CARLOS, la gente de LA VIDA RIMA (algunos estaban por allí) y la IMPROVESÍA de la que pude disfrutar muy poco y me dió una rabia tremena irme. Prometo quedarme una noche hasta el final, si. Y también ir alguna furtiva noche de miércoles a una de sus jam sessions poéticas aunque tenga que dormir en un hotel. CARLOS SALEM tan amable como siempre, al igual que INÉS, GSUS Y TODA LA GENTE DEL BUKO, QUE BAR MAS ESPECIAL, MI SUEÑO MONTAR ALGO COMO ESO POR AQUI, pero sería un bonito "suicidio" como hablamos ayer. CARLOS SALEM merece una entrevistilla y se le hará.Liquidé tres tercios, metí mis tres palabras relacionadas con la GUERRA en una papelera y no pude improvisar(otra vez el tiempo y su justicia) y tuve que marcharme con una agridulce sensación de perderme algo realmente hermoso y que me llena de verdad. También en el trascurso del día y de pie, leyendo por Madrid devoré el libro de JAVIER DAS "EN ESTAS CUATRO PAREDES" RECOMENDADÍSIMO POEMARIO DE UN POETA CON MAYÚSCULAS A TENER MUY EN CUENTA Y QUE LLEVA A ILLESCAS EN EL CORAZÓN y este poema,ENFERMO DE POESÍA, con el que se cierra su poemario define muy bien, como antes expuse mi actual estado de ánimo.
Nota deportiva:el ILLESCAS empató a cero goles en TOMELLOSO. Seguimos en la brega por los play-off. Y esta semana recibimos al todopoderoso TOLEDO.
Bien, dejo de aburriros y he aquí el pedazo de poema de JAVIER DAS. Espero que te guste tanto como a mí:

Me encuentro
enfermo de poesía.

Enfermo de algo
tan intenso
que es capaz de revolver
mi cuerpo.

No sé cómo se llega
a este punto,
pero una vez aquí
la marcha atrás es imposible.

Y cada día duele más,
porque son pocos momentos
en los que te sientes tranquilo.

Momentos
que logras aplacar
la presión en tu pecho.

Y aunque pienses
en dejarlo de lado,
sabes que no puede ser.

Algo te ata y te atará
a seguir día tras día
buscando esas palabras.

Porque escribirlas
ya supone un esfuerzo.

Y al releerlas
no siempre
te quedas satisfecho.

Aunque las pintes
en letras grandes y rojas,
aunque elabores con ellas
una pared en tu habitación.

Nunca es suficiente,
nunca has escrito
aquello
que te deje seguir tranquilo.

Y seguirás enfermo,
sin poder evitarlo,
sin querértelo perder.

JAVIER DAS CASTRO

7 comentarios:

Sandra Garrido dijo...

En los dos primeros versos te defines Kebran, y es que no me extraña con dos fines de semana tan intensos y tan seguidos , te veo volar.

Un besazo

Javier Das dijo...

Muchas gracias Kebran por subir este poema. La verdad que para mí es un poema muy especial y me hace ilusión que sea el que hayas subido.
Por cierto, que potente queda mi nombre con dos apellidos, ajaja.
Un abrazo.
A ver si puedo subir al Buko a recitar algún día.

Adolfo González dijo...

Sí, Javi. Sería más sano ser pelotari o algo así, y menos complicado...Un abrazo.

amoremachine dijo...

sos grande,

y sois grandes.

Marcus dijo...

lastina no ir yo. pero es q los lunes son muy malos para mi. y los lunes tb.

muchos abrazzzzz
m.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Kebran, si vienes a Madrid y te quedas en un hotel te rompo las piernas. Con todo mi cariño, pero te las rompo. Besos y enhorabuena a JAvier por ese pedazo de poema.

Viktor Gómez dijo...

Javier
qué envidia
Das
pero que bueno
haber llegado
Javier
al centro que
Das
de un poético reto
contra la pereza
el abandono
la indiferencia
el silencio
la cobardia
el desapego.


Un abrazo al Kebran
un abrazo al Das,

Vuestro Viktor