miércoles, agosto 13, 2008

POST TRANSPARENTE


Amigos lectores de este blog(me parece increíble, pero sé que los hay) Acabo de llorar, de llorar leyendo, o releyendo este poema de Leopoldo María Panero. Es de su último libro publicado, llamado MI LENGUA MATA, editado en ARENA LIBROS. Os pongo el poema y luego explico mis lágrimas:

La batalla perdida de la vida
nos enseña a mentir cuando la sangre es pura
y sobre el barranco vuela otra paloma
como dije yo en otra ocasión
y la carne es triste y llora otra paloma
Y, como alguién dijo: he leido todos los libros
y en ninguno decía que la tarde era pura
Oh, colegial del silencio
enséñame a escribir de nuevo
a volar sobre la mano que escribe
y escribe aún un terco poema
nacido de la sangre y del vino de la vida.
Porque la vida es una enfemedad incurable
y sólo escribir nos salva de ella.
Y lloro porque no haya lágrimas.
Y lloro porque no lloro.


A quién me dedica que esto no es un poemón, me lo como.

Pues he llorado porque esto, amigos, me gusta tanto, que ahora apenas me salen versos o relatos, quizá sea debido a mi período de vacación y también reseñar es que debo descansar, pero hay que descansar el cuerpo, no así la mente, aunque a veces necesite un descanso también. Hay muchas cosas en mi cabeza, muchas de las que todos, o al menos la gente a la que quiero tiene que disfrutar. En breve vamos a arrancar con el POESÍA EN LOS BARES TRES: ELLAS, en las que vamos a disfrutar con un recital integramente femenino, con una voces poéticas inmejorables.

Y tengo más y más ideas. Y ganas de seguir y ganas de aprender.
Y ahora mismo ganas de llorar.

4 comentarios:

Adolfo González dijo...

Kebranm, es muy bueno de vez en cuando llorar, por un poema o por lo que sea.
Sé feliz, grandullón, que lo mereces. Un abrazo

Javier Das dijo...

Si te entran ganas de llorar por el poema, no lo dudes, llora todo lo que necesites, si así lo sientes no reprimas ese deseo.

Gran poema.

Un abrazo.

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Te entiendo que llores por ese poema, que grande panero

Adolfo González dijo...

El poema es muy bueno, y a mí concretamente me gusta mucho más que esos otros de Panero en la línea semen, orina, etc. Y la portada del libro también. Gracias a este post me entero de la salida de este libro y seguramente me lo compre(cuando pueda).