miércoles, septiembre 24, 2008

VIVIENDO RECITALES



El lunes tarde noche fue muy emocionante. Iba al recital de DEB. Y allí me encontré con un montón de gente a la que quiero y en la que te sientes querido. El sitio del recital era bastante peculiar, un club de fumadores. Un lugar, si, muy peculiar. DEB no defraudó en absoluto. Me gustó incluso más que en su lectura oficial en el Instituto Cervantes, bastante más. Luego a hacer amistades, llegué a vender incluso tres libros a gente conocida y a gente que acababa de conocer. Bien. Las palabras y cañitas de rigor nos acercan a otro acto donde pude conocer a AGUSTÍN y disfrutar de un mini-concierto de COQUE MALLA y comprar un libro de poemas de la autora que presentaba esa noche( no llegamos a tiempo a la presentación, pero si al mini-concierto) donde tuvieron el detalle de invitarnos a una birra. La gente es maravillosa, o al menos, lo son ISABEL Y MARCUS quién amablemente me invitaron a dormir en su casa. Detallazos para no olvidar y agradecer eternamente. Dormí con un tío y una gatita(juntos pero no revueltos)Y esa noche me llené un poco más de magia, libros y sueños. AGUSTÍN es tan buen tío como me figuraba, de DEB que te tengo que contar que ya no haya hecho y del resto pues todo halagos. Os pongo unas fotos del recital para que veáis a DEB en acción. MARCUS espero que te guste SATÉLITE

3 comentarios:

Marcus dijo...

vukusic estuvo estupenda. maravillosa. Y ayer llegué a mi casa por la noche y me encontré con tu libro, no lo había visto hasta entonces porque voy ciego por la vida. Y claro, que agustín es estupendo. y la poesía en papel mucho más hermosa, y por eso es hermoso repasar libros que alguna vez leímos. y el miniconcierto sabor lucky-strike con una gata que maulla porque ella también requiere su espacio. el espacio del corazón de isabel, que es enorme. enorme. y bueno, que ya sabes donde tienes una casa.

abrz
m.

Marcus dijo...

y dejemos ya de comernos la polla que odio estas cosas.

Anónimo dijo...

Es una gran poeta, una de las mejores del mundo, si no la mejor. Con ese nuevo lirismo, personalísimo y universal, ha levantado a Emily Dickinson de su tumba.